Desarollan un Pez Raya en Miniatura con celulas del corazón de una Rata

Actualmente es fácil quedarnos con cara de incrédulos, con el nivel de realismo al que ha llegado la robótica, imitando a los seres humanos, tanto por su morfología, así como en la precisión y calidad de sus movimientos

No contentos con esto la ciencia da un paso más allá, el pasado viernes salió este articulo en la revista Science, en la que científicos en su afán por la creación robótica, han sido capaces de crear un pez raya en miniatura, combinando en armonía materiales biológicos y sintéticos.

El pez en cuestión se activa mediante diferentes pulsos de luz asimétricos, consiguiendo que este pueda ser capaz de mover sus aletas.

Gracias a la observación en un acuario de una raya real, la profesora de bioingeniería  y física aplicada graduada en la universidad de Harvard, Kit Parker, pudo desarrollar esos movimientos en la raya robótica, basándose en que estos animales son prácticamente puro musculo, y comparten mucha similitud con el musculo cardiaco llamado miocardio.

pez-raya

Pura ciencia

El proceso se baso en crear un esqueleto en oro, y cargado neutramente, para después darle forma mediante una capa con polímero muy flexible y fino.

imagen gizmodo

imagen gizmodo

A su parte superior le añadieron un sensor fotovoltaico, creado a partir de células del musculo cardiaco de una rata, estos sensores que son sensibles a la luz se llaman cardiomiocitos.

miniatura-pez-raya

Cuando el mini robot raya es expuesto a la luz, este reproduce los movimientos del corazón, haciendo lo que se denomina sístole y diástole, o contracción y relajación, permitiendo que las aletas adoptasen un movimiento natural, moviendose simulando a una raya real.

Aquí es donde entra en juego el pulso de luz asimétrico, al igual que el corazón humano, este necesita de una serie de descargas eléctricas secuenciadas y ordenadas, para conseguir un movimiento rítmico, variando dependiendo de la intensidad y la frecuencia del pulso.

Con este pulso de luz, se podía controlar la miniatura de la raya, como si de un mando por control remoto se tratase, haciendo que a mayor frecuencia de pulso, esta movería las aletas mas rápido, y a mayor intensidad con más fuerza, permitiendo que en las primeras pruebas realizadas, pasase con todo éxito un circuito con una serie de obstáculos, diseñado para la ocasión.

Muchos científicos ya han puesto las miras en esta nueva tecnología, que en un futuro no muy lejano, permitirá aunar aplicaciones medicas y robóticas, creando auténticos cyborgs, ya que se ha demostrado que las células musculares dan mucho mejor rendimiento que las sintéticas y son mas fáciles de controlar por su primitivo movimiento de contracción y relajación.

Te podría interesar también Bitly aterriza en Android 

By David Navarro

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies